Skip to content
circle:

iQos

30/05/2022

Importantísima decisión para todo el sector

Mientras que aquí el Ministerio de Sanidad anda empeñado en que todas las formas de fumar son iguales y lucha por imponerles el mismo trato, las autoridades sanitarias de Estados Unidos autorizaron en Julio la comercialización de un dispositivo de tabaco calentado, IQOS, como “producto de tabaco de riesgo modificado”. Os lo cantábamos en una noticia en Julio que podéis leer aquí.

Esta decisión es muy importante ya que el criterio de la FDA (Food and Drug Administration) marca un criterio que tiene gran influencia a nivel mundial y que muchos otros países pueden seguir. Esperemos que también influya en España, donde ya se ha iniciado un proceso de modificación legislativa que puede afectar a los productos de riesgo modificado, ya que los recambios que utiliza el IQOS son tabaco y están sujetos al monopolio. La apuesta de Phillip Morris es a la fecha la que más nos conviene.

Esta decisión abrirá el camino en muchos otros países y es que en el último meeting sobre la reducción del daño en tabaquismo, que tuvo lugar el pasado 10 de septiembre en Sofía (Bulgaria) y en el que debatieron expertos de nivel mundial (aquí podéis ver la lista de ponentes) se habló mucho sobre este tema y los expertos destacaron las grandes ventajas que tienen los sistemas de riego modificado como IQOS respecto del consumo de tabaco de combustión, y destacaron que: “En comparación con aquellos que van a seguir fumando, los niveles sustancias dañinas en el aerosol de los productos de calentamiento de tabaco se reducen de media en un 95% en comparación con el humo del cigarrillo. Los niveles de las 12 sustancias tóxicas asociadas con las enfermedades cardiovasculares se reducen de media en un 93% […] la reducción de las sustancias tóxicas para el sistema cardiovascular tiene un impacto en el futuro de estos pacientes”. Otra de las valoraciones que se realizaron fue que “La exposición reducida a las sustancias dañinas también beneficia a los que están expuestos de manera pasiva al aerosol de un producto de calentamiento de tabaco en comparación con el humo ambiental del tabaco.”

Como decíamos, la decisión de la FDA confirma que IQOS es un producto completamente distinto al cigarrillo tradicional y que debería, por lo tanto, recibir un tratamiento distinto.

Este organismo ha determinado que la evidencia científica disponible demuestra que el IQOS puede repercutir en beneficio de la salud de la población. Ha quedado demostrado que cambiar completamente de los cigarrillos convencionales al sistema IQOS reduce considerablemente la exposición a sustancias químicas potencialmente dañinas para la salud

La lucha de Philip Morris por obtener este reconocimiento de la más importante administración de salud pública del mundo no empezó ayer… Philip Morris presentó la solicitud de “producto de tabaco de riesgo modificado” ante la FDA en diciembre de 2016.

El proceso de “investigación y comprobación” americano se ha prolongado durante más de 30 meses en los que Philip Morris ha colaborado plenamente con las autoridades sanitarias estadounidenses para facilitar toda la evidencia científica disponible respecto a IQOS.

 

© 2022 Gremi d'Estanquers de Girona

© 2022 Gremi d'Estanquers de Girona